Consejos Imperdibles para mejorar tus Mezclas en el Home Studio

Jorge Rozas nos platica todo lo que necesitas saber sobre la mezcla de un disco en estudio.

mixer

Recientemente Jorge Rozas hizo una colaboración con nosotros acerca de lo que debe suceder en la mezcla, parte fundamental en una produccion discográfica. En forma de consejos y sugerencias, esta nota puede servirte de guía para tu siguiente grabación.

Si te interesa la nota, también puedes revisar su sitio oficial Sonipedia donde encontraras mas notas relacionadas; ademas tiene un libro especializado en la mezcla.

 

Al trabajar sobre nuestras grabaciones en el home studio, muchas veces nos encontramos sin saber que hacer a la hora de mezclar o haciendo las mismas cosas de siempre que no nos dan resultados favorables.

En este artículo voy a hablarte sobre tres cosas fundamentales las cuales aplico en todas mis mezclas y que transformaron mi manera de trabajar, así como los resultados que obtengo. Acompáñame en este viaje, que estoy seguro harán lo mismo por ti.

1. Baja ese Volumen

Uno de los problemas que encuentro a menudo con las mezclas producidas en el home studio es que han sido trabajadas con un nivel demasiado excesivo en las pistas, lo que se traduce en: distorsiones, falta de claridad, profundidad y detalle.

El problema viene arrastrado desde el mundo de la grabación analógica, cuando se grababa cada señal lo más fuerte que se podía sin llegar a distorsionar; esta práctica tenía sentido ya que los medios de registro analógicos, como la cinta magnética, tienen un ruido de fondo relativamente alto y había que evitarlo grabando las señales con un nivel muy superior al ruido, para que finalmente no se escuche luego.

Hoy en día nosotros trabajamos en sistemas digitales de grabación, que no tienen ruido propio inherente, al menos no producto del sistema en sí y menos si trabajamos a una profundidad de 24 bits, como es usual hacerlo; por lo tanto no existe una justificación real para grabar o mezclar con niveles de señal demasiado elevados, ya que hacerlo así nos va a producir distorsiones.

imagen-1-master-distorsion

Vista de el master fader de una mezcla en la que se ha incurrido en distorsión del tipo clipping.

La solución a este problema es fácil. Hay que ajustar el nivel de cada una de las señales que componen la mezcla al comienzo de la cadena de audio, es decir antes de aplicar cualquier otro plugin.

Esta técnica se conoce como estructura de ganancia o gain staging en inglés y tiene como objetivo alejarnos de la distorsión en todo momento, creando un “resto de nivel” a nuestras señales y por lo tanto a la mezcla en su conjunto.

Para crear ese resto de nivel, también conocido como headroom, tenemos que trabajar todas las señales para que el nivel de la mezcla completo esté en torno a  – 20 dB RMS o promedio; se usan decibeles negativos ya que el secuenciador o DAW trabaja con el 0 dB como tope máximo y cualquier nivel igual o superior a este equivale a distorsionar.

Imagen-2-medidor-k-20

Vista de un medidor de nivel RMS en la escala K-20, en la que el 0 representa -20 dB; se observa que el nivel de la mezcla ronda por ese valor.

Imagen-3-medidor-paz-rms

Plugin de medición de nivel RMS PAZ Meters, en la barra del medio de color celeste se observa la lectura RMS. Notar que donde dice detect está seleccionado el valor RMS.

En función de lograr el objetivo vamos a necesitar un medidor de nivel RMS/average o promedio y un plugin de manejo de la ganancia (trim, gain o similar). Repasemos el proceso de la estructura de ganancia:

  • Colocar medidor de nivel RMS o Average en el master fader: para poder medir los niveles de cada pista al solearlas, usando un solo plugin de medición.
  • Colocar todos los faders en 0: para no alterar la medición por la atenuación del fader.
  • Insertar un plugin de manejo de ganancia: se debe usar en la primera inserción de cada una de las pistas de la mezcla; en algunos secuenciadores vamos a encontrar un manejo de ganancia incorporado en la ventana de mezcla.
  • Solear pista por pista y evaluar el nivel: el ajuste de nivel se hace de manera individual canal por canal, soleando la señal en cuestión y observando la lectura en el plugin de medición. Recordar que en las señales como: voces, bajo, guitarras, piano, teclados, etc. se debe apuntar a una lectura de -20 dB RMS, las señales de la batería y percusiones van a estar entre -6 y -12 dB FS o peak.
  • Ajustar la ganancia en cada caso: si por ejemplo la lectura marca – 10 dB RMS, tenemos que atenuar al menos 10 dB, que significa colocar una ganancia negativa de – 10 dB en el plugin de manejo de ganancia.
  • Repetir el proceso: recordar que hay que hacerlo para cada una de las señales de la mezcla.
Imagen-4-plugin-gain

Plugin de manejo de ganancia Trim dentro del secuenciador Pro tools, observar que tiene ajustada una ganancia negativa de -6 dB.

Imagen-5-faders-nominal-ganancia

Vista de los faders de la batería de una mezcla, en la que se ubicaron en la posición nominal o 0, para hacer la estructura de ganancia.

Cuando terminemos de hacer la estructura de ganancia vamos a notar que no hay más distorsiones en nuestra mezcla, ya que el indicador de clipping del master fader no se enciende más; por cierto el master fader no se debe mover de la posición nominal si no que tenemos que ajustar las ganancias.

2. Agrupa esas familias

Si alguna vez usaste una consola analógica habrás notado que estaba dividida por partes y típicamente a la derecha había una serie de faders cuyo nombre era grupos o subgrupos, la función de dichos faders es actuar como sumadores de familias de señal por ejemplo: sumar todos los canales de la bateria, los canales de las voces, etc.

Los subgrupos brindan muchas ventajas ya que nos permiten reducir la cantidad de faders necesarios para controlar la mezcla y hacer los ajustes finos de nivel entre las distintas familias; también nos permiten procesar el audio de una familia de elementos en conjunto con: ecualización, compresión, filtrado, etc.

Esto es algo muy importante ya que no es lo mismo procesar una señal en el canal por ejemplo ecualizar el bombo, que ecualizar toda la bateria. Esto es muy importante para dividir el esfuerzo que se le pide a cada proceso de la mezcla, ya que distribuyendo las etapas de procesamiento el sonido suele ser mucho mejor.

Para usar el concepto de subgrupos dentro del secuenciador es necesario definir las familias de elementos de la mezcla y crear pistas auxiliares o de efectos, dependiendo del secuenciador, para recibir y sumar el audio de toda la familia en un solo canal. Repasemos el proceso de implementación.

Definir familias de mezcla: dependiendo del tipo de pistas y cantidad de tu sesión, vas a tener más o menos número de familias que van a ser un grupo cada una. Típicamente vamos a usar entre 5 a 8 grupos en total.

  • Crear una pista para cada familia: es necesario crear una pista auxiliar o de efectos, para cada una de las familias de elementos; esta pista va a tomar el nombre de subgrupo.
  • Redireccionar la salida de cada una de las pistas: normalmente todas las pistas de la sesión tienen como salida estándard algo como A 1-2, Salida 1-2 o Out 1-2, que es la salida maestra de la interfaz y la que se conecta a los monitores. Una vez creamos las pistas de subgrupos, necesitaremos re direccionar la salida de cada una de las pistas dentro de cada familia, hacia la pista de grupo en cuestión. Para hacerlo vamos a usar buses internos del secuenciador, que no son más que rutas de señal que se usan para este tipo de funciones.
  • Repetir para cada familia: si en nuestra mezcla hay 4 familias de elementos, significa que vamos a usar 4 buses estéreo para redireccionarlas hacia su respectiva pista de grupo.
  • Colocar subgrupos en solo safe: esta es una función que permite que una pista cualquiera permanezca en solo siempre, en el caso de los subgrupos es necesario ya que cuando soleemos cualquiera de las pistas que alimentan el grupo, si no está activado el solo safe en el canal de subgrupo, no se escuchará y será necesario solear la pista de grupo también.
Imagen-6-subgrupos-masters

Ejemplo del uso de subgrupos en una mezcla. cada una de las pistas suma el audio de toda una familia de elementos; en celeste se resalta el redireccionamiento de las entradas de cada una de dichas familias.

Imagen-7-baterias-subgrupos

Uso de subgrupos para las pistas de la bateria, en celeste se resalta el redireccionamiento de las salidas de todas las pistas usando el bus drums.

Imagen-8-subgrupos-gtrs

Uso de subgrupos para las pistas de las guitarras, en violeta se resalta el redireccionamiento de las salidas de todas las pistas usando el bus GTRS.

3. Quita lo que no sirve

La mezcla es la combinación de una gran cantidad de señales en un espacio muy reducido, los canales izquierdo y derecho, lo que significa que tenemos un lugar muy acotado para hacer “entrar” efectivamente esa gran cantidad de elementos.

En la práctica hay un gran problema y es que la mayoría de los sonidos tienen contenido frecuencial excesivo y el mismo está repetido en otras señales. Por ejemplo los graves de las guitarras eléctricas comparten frecuencias y espacio, con los graves del bajo o del bombo, lo mismo en el piano, voces, armónica, etc.

Para sumar a este problema nuestro sistema auditivo no es capaz de reconocer bien los sonidos cuando el contenido frecuencial se empieza a solapar y es ahí donde todo empieza a percibirse como una gran bola de graves, de la que no se entiende nada; por contrapartida el sistema auditivo si puede distinguir sonidos que les falta parte del contenido frecuencial, e incluso puede recomponer el contenido faltante.

Por todos estos motivos es imperativo quitar el contenido frecuencial que no sirve, ya sea por que se está solapando con otro instrumento o es ruido; en particular vamos a encontrar que casi todas las señales de la mezcla tienen un exceso en las bajas frecuencias y es allí donde vamos a actuar nosotros.

La herramienta que nos permite actuar quitando cierta parte del contenido frecuencial se llama filtro de audio, e. En particular nos vamos a centrar en los filtros pasa altos, que son los que atenúan los bajos y son los que más vamos a usar.

Usar los filtros y ecualizar correctamente son las claves para lograr mezclas nítidas, abiertas y cuyos elementos se destaquen.

Imagen-9-pasa-altos-parametros

Plugin de filtrado en modo pasa altos, en violeta se resalta los parámetros de frecuencia de corte o FREQ y pendiente o Q.

Podemos pensar los filtros como un dispositivo que deja pasar cierta porción de la frecuencia y retiene otra, que es la que no necesitamos en la mezcla; como usuarios vamos a elegir la frecuencia desde la cual empieza a actuar el filtro, atenuando hacia abajo o hacia arriba de dicha frecuencia, esto depende del tipo de filtro.

Veamos el proceso de uso de los filtros pasa altos y los parámetros sugeridos de funcionamiento:

Buscar un filtro pasa altos: en general los secuenciadores modernos traen una o más instancias de plugin que pueden ser usados como filtro, en particular en los ecualizadores paramétricos vamos a encontrar casi siempre la posibilidad de activar un filtro pasa altos o High Pass Filter  y un pasa bajos o Low Pass Filter.

  • Donde aplicarlo: se sugiere que se apliquen filtros pasa altos en todas las pistas que no necesitan del contenido en baja frecuencia para sonar bien por ejemplo: guitarras acústicas, eléctricas, voz principal, voces corista, piano, armónica, tambor de bateria, overheads, etc. Los únicos lugares que no habría que filtrar a priori son el bombo y el bajo.
  • Parámetros sugeridos: para obtener una buena atenuación se sugiere usar una pendiente de 12 dB por octava y escoger la frecuencia de corte en al menos 100 Hz, vamos a encontrar instrumentos en los que podemos prescindir mucho más de las bajas frecuencias y subir la frecuencia de corte a 200 o 300 Hz. Esto es algo que hay que probar y varía de mezcla en mezcla.
  • Cómo aplicarlos: se deben ubicar después del plugin de ajuste de ganancia como inserción sobre todas las pistas que necesitemos acotar en espacio frecuencial, es decir todo lo que no sea el bajo u bombo.
  • También sobre los efectos de tiempo: tanto las reverbs como los delays pueden llegar a aportar contenido en bajos que tiende a oscurecer la mezcla, por ese motivo se sugiere aplicar filtros pasa altos en ellos también.
Imagen-10-pasa-altos-guitarra

Plugin de filtrado en modo pasa altos, usado para filtrar una guitarra eléctrica. En violeta se resalta los parámetros elegidos.

Imagen-11-pasa-altos-vox

Filtro pasa altos usado para filtrar una voz principal. En violeta se resalta los parámetros elegidos.

Imagen-12-pasa-altos-reverb

Filtro pasa altos usado para filtrar una reverb. En violeta se resalta los parámetros elegidos.

Vas a notar que al aplicar los filtros pasa altos la mezcla empieza a sonar mucho más limpia, clara y los elementos se entienden mucho mejor, también vas a notar que el bombo y bajo tienen mucha más claridad que antes, ya que ahora tienen su espacio para ellos solos.

One Response

Sites That Link to this Post

  1. Bitacoras.com

Leave Your Thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *