Muchos de quienes habitamos la gran Ciudad de México no paramos de quejarnos de las obras viales, el tráfico, las manifestaciones –que dicho sea de paso casi todas no son por broncas propias de la Ciudad- y un sin número de pruritos que le encontramos, pero sin lugar a dudas también gozamos la multiplicidad de opciones que representa una ciudad con el tamaño de la nuestra, una pequeña muestra de ello es la cantidad tan diversa de recintos donde podemos disfrutar a artistas de diferentes géneros musicales y expresión de las bellas artes.

Estos espacios que dan abrigo a muchos artífices del espectáculo, en donde puedan desarrollar sus capacidades plenamente y ser expuestas a un público –cautivo o no- van desde los recintos más modestos a enormes centros de espectáculos, algunos construidos ex profeso para ser vitrina de expresiones artísticas y otros más se han ido modificando para estos efectos, ya que en su origen no estaban destinados para ser parte del “showbizz”.

Auditorio Nacional

Un ejemplo de esto es nuestro –ya legendario- Auditorio Nacional, enclavado en Paseo de la Reforma, esta catedral del espectáculo fue mandada construir en los años 50’s por el entonces presidente de la República Miguel Alemán Valdés, quien pensó que este espacio sería un buen lugar para presentar eventos ecuestres –¿ubican que hay a un costado del Auditorio? ¿No? Pues nada menos que el Campo Marte, donde se encuentra uno de los mejores sitios para la práctica de la equitación- situación que finalmente no se llevo a cabo debido a que para 1953, año en que se concluyo su construcción, el presidente en turno ahora Adolfo Ruiz Cortinez, pensó que era mejor destinarlo como un auditorio municipal.

Auditorio y campo Marte

Ya con este uso, nuestro querido Auditorio Nacional, fue testigo de partidos de básquetbol y voleibol, también sirvió para celebrar una feria internacional textil, y entre sus primeros acercamientos al mundo de la música se dio con la presentación de la Orquesta Filarmónica de la UNAM entonces dirigida por el maestro José Iturbi. A partir de este momento, este espacio fue albergando cada vez con mayor frecuencia espectáculos artísticos de diferentes disciplinas, pero crecían significativamente las dedicadas a las presentaciones musicales, eso sí sin dejar de abrir sus puertas para la celebración de otro tipo de eventos tan diversos como ferias de libro y asambleas de partidos políticos, bien plural que ha sido este espacio sin duda.

Auditorio Nacional

Es una de las estructuras –de varias que hay en la Ciudad- que se ha convertido en referente obligado de visitantes, tanto nacionales como extranjeros, también como punto de reunión para encuentros furtivos en sus escalinatas por parejas de enamorados que enmarcan sus arrumacos con la fachada del Coloso de Reforma a sus espaldas, o simplemente punto de encuentro y referencia en el mapa de esta ciudad.

Con una remodelación a cuestas, cientos de anécdotas y un centenar más de historias salpicadas de todo color y sabor, el Auditorio Nacional estos días se encuentra de manteles largos, está cumpliendo sus primeras 60 primaveras. Por sus paredes han desfilado desde orquestas sinfónicas, filarmónicas, grupos de danza y ballet, concursos de belleza, espectáculos sobre hielo, presentaciones de películas, cantantes de ópera, grupos y solistas poperos y por supuesto no podía faltar exponentes del rock nacionales e internacionales, como el grupo Chicago que allá por los 70’s, fue el primero del género que piso el Coloso de Reforma.

Auditorio Nacional

Entre las presentaciones memorables que ya están inscritas en la historia de este espacio, esta aquella que hiciera el TRI de Alejandro Lora, haciéndose acompañar por la Sinfónica Filarmónica Metropolitana en 1998 y que sirvió para grabar el disco titulado “El Tri Sinfónico”,

Tri Sinfonico

Una buena manera de dejar grabado en los anales de la historia del rock nacional la primera vez que la banda tocará en este lugar.

Empezando el nuevo milenio la banda de origen irlandés The Cranberries hizo lo propio, también tuvo cobijo la legendaria banda de Hard Rock y Heavy Metal Deep Purple quienes tocaron al lado de una orquesta sinfónica y echando palomazo con la leyenda del metal Ronnie James Dio, otrora vocalista de Black Sabbath.

Deep Purple

Músicos como Elton John, Sting y Peter Gabriel han realizado presentaciones dignas de la memorabilia melómana de esta “catedral de la música”, como en algún concierto describiera el gran Joaquín Sabina al Auditorio Nacional,

Peter Gabriel

quien por cierto también se ha presentado en varias ocasiones haciendo gala de un rock muy madrileño mezclado con tequila y toques de mezcal.

Regresando a las alineaciones nacionales, el grupo regiomontano Panda aprovecho sus presentaciones en directo desde el Auditorio Nacional para grabar su álbum en vivo llamado Sinfonía Soledad, que aunque reconozco no me cuento entre los que gustan de esta banda, ha tenido el merito de llenar las más de nueve mil butacas en las fechas en que se presentado. Mismo fenómeno habremos de atestiguar con Caifanes, quienes en fechas recientes y luego de su regreso a las andadas han anunciado presentaciones en este lugar y sin duda lo abarrotaran.

El Coloso de Reforma ha servido también para cierres de gira como el Coldplay a propósito del Latin America Tour 2007, con la que presentaron el disco X & Y,

Coldplay

y si la memoria no me juega una mala pasada –entre desveladas y café- fue aquí donde REM diera su última presentación en vivo un 18 de noviembre del 2008.

Yo en lo personal, tengo varios recuerdos de memorables momentos vividos en las cuatro paredes del Auditorio Nacional, todas y cada una de ellas han representado en el tiempo y el espacio instantes de vida que se han grabado en mi memoria, y que cada que piso este lugar dan vuelta en mi cabeza provocando siempre y casi de manera instintiva una sonrisa.

Feliz Cumpleaños Auditorio Nacional, que sigas abriendo tus puertas a la música por muchos más con esa pluralidad que se respira en tus rincones, y la calidad que te ha llevado a estar considerado a la altura o por encima de escenarios como el Fox Theatre de Atlanta, el Radio City Music Hall y el Madison Square Garden en Nueva York.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here