Sin duda alguna, y creo muchos coincidirán conmigo en mi siguiente afirmación, uno de los países que más ha dado aportes al mundo de la música –prácticamente en todos los género- es el Reino Unido. Desde cualquier rincón del mismo han surgido grandes músicos que con sus creaciones han marcado tendencias, impuesto modas, iniciado movimientos musicales, creado colectivos, incluso me atrevería a asegurar que en muchos sentidos han marcado un parte aguas y han sido coyunturales en la historia de la música.

Juegos Olimpicos 2012

Los británicos son –por mucho- una de las fuentes musicales creadoras más prolíficas que el mundo haya visto. Una pequeña probadita de ello fue la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos Londres 2012, que en mi particular opinión no fue una ceremonia más de clausura de un evento deportivo. El más importante del mundo según muchos expertos, fue un macro concierto, un concierto digno de los dioses del Olimpo musical, fuimos testigos de los muchos talentos –unos no tanto, pero ahora abundo en ello- que ha producido la Gran Bretaña.

Si bien es cierto la música y el deporte son un binomio, en muchas de los casos indisociables, en este Concierto Olímpico quedo demostrado que la conjunción de los dos son el pretexto perfecto para lograr emocionar hasta el tuétano, tanto a aquellos que no son tan apegados a la música pero si al deporte y viceversa.

El recorrido musical del que muchos fuimos testigos no tiene precedente gracias a la gama tan amplia de exponentes, y a los monstruos que se dieron cita –desde el más allá y el más acá- en el escenario del Estadio Olímpico de Londres.

Pet Shop BoysPet Shop Boys en su presentación en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos Londres 2012

Ecléctico, versátil y complaciente para todos los gustos y edades resulto este concierto, ser testigo –aunque fuera a distancia y gracias a la magia del satélite- y ver en un mismo escenario a los Pet Shop Boys interpretando uno de su clásicos como “West End Girls” y después intercalar en audiovisual a The Beatles con “A Day in The Life”, pasando por Ray Davies cantante y autor de muchos de los éxitos de la banda The Kinks que interpretara “Waterloo Sunset”.

Ray DaviesRay Davies integrante de la banda The Kinks

Y como dije también hubo para gustos menos exigentes como la boy band pop irlandesa británica One Direction, que también tuvieron una participación en medio de estos genios, que bueno hay que ser incluyente lo entiendo, pero bien se los pudieron haber ahorrado.

El Ska británico tuvo presencia gracias a la banda Madness, una de las más influyentes del género en Reino Unido, poco reconocidos en otras latitudes, sin embargo muy exitosos en casa principalmente durante el último lustro de la década de los ochenta. En este macro concierto interpretaron “Our House”, rola muy adecuada para el marco de presentación.

MadnessMadeness banda británica de Ska

El rock alternativo  se vio representado por Elbow banda originaria de Manchester que interpreto los temas “Open Arms” y “One Day Like This”, la pupila y el oído se deleitaron con la presencia de Kate Bush, poseedora de una las voces más expresivas del art rock inglés, quien hizo gala de ese portento de voz interpretando “Runnin Up That Hill”.

El momento emotivo de la noche sin duda alguna fue el poder ver y escuchar a John Lennon interpretando “Imagine” desde una pantalla de video al centro del Estadio, que a coro con la Liverpool Philarmonic Youth Chaoir y el Signing Choir nos hicieron soñar que es posible un mundo mejor.

LennonMomento emotivo de la noche  Imagine con la voz e imagen de John Lennon.

Honestamente se me erizo la piel y confieso que sí, broto una lagrima furtiva de mi ojo izquierdo.

Resurgiendo de entre sus cenizas cual ave fénix, George Michael se planto en el escenario, con sus años a cuestas y un poco más embarnecido, para hacer un viaje a los años 90’s entonando “Freedom ‘90” para después brincar a la actualidad y cantar su más reciente sencillo “White Light”, que he de confesar estimados todos, uno de mis gustos culposos es la música de George Michael…

George Michael

…Sí, me laten las cosas que ha hecho y este ultimo sencillo me parece un buen ejemplo de revivificación, pero eso es otra historia.

Otro momento singular fue la aparición de Annie Lenox, quien toda la teatralidad y el impacto visual que solo ella puede hacer, montada en una simulación de barco fantasmagórico se paseo por lo ancho y largo del escenario a ritmo de “Little Bird”,

Annie Lenox

uno de los primeros sencillos que sacara en su carrera como solista después de dejar el proyecto Eurythmics.

No podía faltar el homenaje a los musicales de manufactura inglesa, y la banda inidie rock  Kaiser Chiefs fueron los encargados de hacer los honores a la ópera rock Tommy con el tema “Pinball Wizard” originalmente interpretada por la banda The Who.

Hubo un momento en el que empecé a escuchar los acordes de la ya inmortal “Wish You Were Here” de Pink Floyd que brinque de gusto pensando que podíamos atestiguar la reunión de Roger Waters y David Gilmour, pero en lugar de estos monstruos del rock psicodélico apareció en la pantalla un clon de Archie, que ahora se lleva por nombre Ed Sheeran.

Ed SheeranEl pelirrojo Ed Sheeran interpretando junto a Nick Mason Whis you Were Here

Cantante y compositor  de folk, grime y hip hop que aunque si me lleve una decepción enorme, reconozco que no lo hizo nada mal el pelirrojo y si a eso le sumamos que el baterista original de Pink Floyd Nick Mason hizo los honores en la bataca, no desmereció la interpretación.

Aunque no estuvo presente en cuerpo pero si en espíritu, el camaleónico David Bowie se hizo sentir gracias a un interesante collage de algunas de sus rolas más representativas como “Space Oddity”, “Changes”, “Ziggy Stardust”, “Jean Genie”, “Rebel Rebel”, “Diamond Dogs”, “Young Americans”, “Let’s Dance” para finalmente cerrar con “Fashion”.

Fatboy SlimFatboy Slim prendiendo el ambiente con su singular sonido

La música electrónica también tuvo su momento de las manos del DJ Fatboy Slim, quien salió de las entrañas de una especie de pulpo trasparentoso multicolor para hacernos brincar a ritmo de las conocidísimas “Right Here, Right Now” y “Rockafeller Skank”.

Como en todo hay dos lados de la historia, y este concierto no fue la excepción, disculparan sino puedo aguantar las ganas de verter mis más sarcásticos comentarios con relación a algunos participantes en este evento, que bien pudieron no haber estado y no pasa nada, por ejemplo Rusell Brand, que ni canta, ni actúa… ni nada, estaba como metido en tachas, o las participaciones de Jessie J, Tinie Tempah y Taio Cruz –es momento que la hip hop police me caiga encima a mentadas- pero francamente no les vi mucho caso, bien pudieron incluir a Depeche Mode o Iron Maiden, al maestro Eric Clapton, pero ni modo en lugar de eso nos recetamos a las –ya no tan jovencitas, aunque sí de buen ver, pero nada talentosas- Spice Girls o que tal a la versión británica de Menudo Take That, que también han tenido su re encuentro para saborear su glorias pasadas, que lo más memorable –cualquier cosa que eso pueda ser- de este grupo de brit pop es que de sus filas saliera el chico rebelde Robbie Williams.

Take ThatTake That versión británica de Menudo.

Pero regresando a la parte notable de este Concierto Olímpico, mis respetos para la presentación de Liam Gallagher, otro integrante de la banda Oasis que después de literalmente mandarse al diablo con su hermano Noel, se separara de la banda y creara el proyecto Beady Eye.

Liam Gallagher

Se presento interpretando la imperecedera “Wonderwall” original de Oasis, que personalmente es una de mis rolas favoritas del rock ingles reciente.

Casi para el cierre del evento musical hizo su aparición la banda Muse, quienes fueron los responsables de componer el tema oficial de la justa deportiva que lleva por nombre “Survival”.

Muse

Muchos han criticado tanto a la banda como a la rola, pero honestamente considero que no desmereció nada en su presentación, y aunque no fue muy tocada a lo largo de los días que duro el torneo olímpico, sonó muy bien en este cierre y en mi humilde opinión no es mala pieza para un evento de esta naturaleza.

El momento climático llego acompañado de una de las voces más reconocidas y recordadas no solo por los ingleses, sino por el mundo entero, justo en medio del estadio en una enorme pantalla surgió la figura inolvidable de Freddie Mercury quien a través de la magia del video hizo cantar -como en los ochenta al estadio de Wembley-

Freddie Mercury

Queen Taylor y May

a los asistentes a la ceremonia de clausura entonando coros que dieron paso a que sonara una de las guitarras más conocidas del mundo del rock, el mismísimo Brian May que dio pie, después de un solo de guitarra estremecedor, a los tamborazos de Roger Taylor quienes hicieron enloquecer el estadio olímpico con Brighton Rock y la inmortal “We Will Rock You”.

Para el cierre de este conciertote, se presento una de las bandas más representativas del rock británico, The Who, que prendieron con temas como “Baba O’Riley”, la clásica “See Me, Feel Me”, “Listening to You” y cerrando con “My Generation”, una gran banda para un gran cierre de concierto.

The Who

Hubo para todos los gustos, sabores y estilos, que faltaron grandes de la música británica. Sin duda hicieron falta muchos, pero los que estuvieron nos dieron una muestra clara de la importancia que tiene el UK para la música a nivel global, en lo personal me quedo con un muy buen sabor de boca y agradecido por ser testigo, insisto aunque a distancia y detrás de una pantalla, por ver en un mismo escenario a tantos y talentosos –otros no tanto como dije- artistas, difícilmente volveremos a ver un elenco de ese calibre y calidad, así que no resta más que agradecer por tan buen menú musical que nos regalo este Concierto Olímpico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here