Después de andar ausente un tiempillo de este su rincón de confianza, heme aquí de vuelta para continuar compartiendo con ustedes los placeres que el infinito mundo de la música nos ofrece.

Entrando en materia, y aprovechando que este año ha servido como punto de referencia para celebrar a grandes bandas que, gracias a sus aportes musicales son considerados ya como indispensables en la fonoteca de cualquier melómano que se precie de serlo; por ejemplo este “Cabalístico” año celebramos aniversarios de agrupaciones tan longevas como el caso de The Rolling Stones, que en fechas pasadas diéramos cuenta de sus primeros cincuenta años rolando en la escena del rock.

Pues en esta ocasión vamos a hablar de la némesis de sus Satánicas Majestades. Adivinaron ni más ni menos que de The Beatles.

Casi todos tenemos en la mente el año en que esta mítica y prolífica banda –no en balde considerada la mejor de todos los tiempos- se separo, pero algunos de ustedes saben ¿Cuando tuvieron su primera tocada juntos?  ¿Cuando y como fue el momento marcado en la historia del rock en que John, George, Paul y Ringo unieron su talentos para, con el paso de los años, convertirse en las leyendas y monstruos sagrados que son considerados ahora?

Pues mis estimados lectores a continuación viajaremos al pasado para juntos recordar tan memorable momento.

The Beatles

Antes de continuar deshebrando esta historia, justo es decir que estas líneas están inspiradas en una mañana de café y la lectura matinal de los portales de noticias que por lo regular revisa un servidor cada mañana, así fue como caí en cuenta de lo que a continuación compartiré con ustedes.

Resulta ser que esta historia comenzó un 18 de agosto de 1962 en Liverpool, Inglaterra, en un salón llamado Hulme Hall, del vecindario de la localidad de Birkehead Port Sunshine. En este lugar The Beatles hicieron su primer presentación formal juntos; de ese momento se cumplieron ya 50 años, y como las grandes historias con el tiempo acrecientan su leyenda y por consiguiente los mitos que las acompañan.

Es que a la vuelta de cinco décadas de este suceso se cuentan grandes relatos, por ejemplo aquel que da cuenta de que ese día, dos horas antes de la presentación, Ringo Starr se integro a la banda y en ese par de horas ensayaron algunas rolas, y llegado el momento y como toreros en tarde de domingo salieron al ruedo a enfrentarse a su público que seguramente no tenían ni idea del fenómeno musical que se estaría gestando ante sus ojos en ese momento.

Ringo Starr

La tocada en cuestión dio inicio a las 10 en punto -recuerden que los ingleses se caracterizan por su puntualidad- y el propósito de la misma fue animar el baile anual de la Sociedad de Horticultores de Liverpool; efectivamente suena medio raro, pero los honorables miembros de esa asociación fueron el primer publico del cuarteto de Liverpool -quienes muy probablemente se dieron vuelo al ritmo del rock and roll y bailando de cachetito con las baladas de la inspiración del dúo dinámico conformado por John y Paul-.

Esa memorable noche de hace medio siglo nació la leyenda. Los Beatles iniciaron de ese momento y por los próximos ocho años –no es increíble que en tan corto espacio de tiempo estos cuatro melenudos revolucionaran el mundo de la música- dieran vida a una de las carreras más prolíficas en la historia del rock.

The Beatles en sus primeros años

Como si fuera una magistral jugada de ajedrez que el destino preparo para estas leyendas en ciernes, y confiados de que algo grande les esperaba llego a sus vidas quien los elevaría cual piedra en catapulta al estrellato: el genio detrás del cuarteto, el también considerado por muchos el quinto Beatle Brian Epstein, a quien en buena medida se le debe el éxito del grupo.

Su participación en la vida de los cuatro músicos fue indispensable, que tanto habrá significado que  en alguna ocasión George Harrison declararía que Epstein les dijo en alguna ocasión:

“Ustedes van a ser más grandes que Elvis” y Harrison refiere que ellos pensaron “¿pero qué tan grandes podremos  llegar a ser? ¿Como Elvis? Yo francamente lo dudo, parecía escandaloso y sin embargo, Brian nos cumplió”.

Después de aquel debut en tan magno evento –nótese la ironía- y de que Epstein tomara la carrera de los hijos pródigos de Liverpool, el paso siguiente fue la grabación –la primera de The Beatles- bajo el sello Parlophone Records, su sencillo debut “Love Me Do” que viera la luz en octubre de 1962, tan solo un par de meses después de su primer tocada juntos, y que se convirtiera en uno de los sencillos más vendidos por toda Inglaterra en ese año.

The Beatles en America

De ahí para adelante –los ocho años que duraron juntos- fueron éxito tras éxito, sin embargo uno de los años más prolíficos que tuvo la banda según algunos “Beatlemaniacos”, fue 1963 año en el que grabaron otro de sus temas emblemáticos: la movidita “Please, Please Me” que fue grabada en los estudios –legendarios- Abbey Road, saliendo a la venta en formato de disco 45 RPM –así es antes había discos de vinil, digo para aquellos que no lo supieran- conquistando el número uno en ventas en el Reino Unido y que a la postre le diera nombre a su primer Álbum.

Como reza la conocida y tan usada frase “lo que vino después de eso ya es historia”. Pero bien queda el pretexto –como si hicieran falta para hablar de los Beatles- de los cincuenta años que se cumplen de la primera tocada de estos genios musicales que en su –insisto- corta pero prolífica carrera nos dejan 12 álbumes de estudio, 13 discos EP y unos 22 hits de sencillos que alcanzaron ventas que se estiman flotan alrededor del billón de discos; sin embargo hay que apuntar que solo se tienen certificados 290 millones de unidades vendidas.

Coincidencia o no, pero a la distancia de esos 50 años que se cumplen este 2012, y probablemente al arreglo que se llego para vender la música de los Beatles en conocida tienda virtual propiedad de la empresa de la manzana mordida, ya superan en ventas certificadas de álbumes, sencillos, videos y compilaciones a Elvis Presley, por lo que no solo vuelven a ponerse por encima del Rey del Rock, como en el 63 cuando destronaron a su majestad en ventas.

Y como lo escribiera la musicóloga catalana Verónica Surrá, citada por el periodista Roberto Ponce para la revista Proceso

“La grandeza de ese grupo (The Beatles) está en su atemporalidad, ya que estamos delante de una de las pocas cosas que pueden atravesar tiempo, modas y generaciones: la música”.

The Beatles en Abbey Road

Así que demos rienda suelta y movamos el esqueleto a ritmo del cuarteto de Liverpool, celebremos que hace medio siglo dio inicio una gran historia que seguramente quedara para recordarse por otros cincuenta años o más.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here