Hace un par de semanas atrás me encontraba atorado en el trafico de la  Ciudad de México, y por cierto no en hora pico, para mitigar mi frustración por no poder avanzar en la jungla de asfalto me aventure a desarrollar una actividad para paliar mi desesperación, esta consistía en aventar cacahuates y cacharlos con la boca, por cierto los cacahuates los compre con una señora de regordeta figura que tuvo a bien expender este producto en plenos carriles centrales del periférico, y una vez concluida mi lúdica actividad sin conseguir mayores resultados que un cacahuatazo en mis dientes frontales y otro que se estrello cual kamikaze en mi ojo derecho, y vaya que tino tuvo por que debido a mi miopía uso gafas en todo momento, no conseguí el tan ansiado objetivo de calmar mis ansias claustrofóbicas.

Sin embargo al estar moviendo el dial del radio me percate de una acalorada discusión que estaba teniendo lugar entre el locutor titular del espacio radiofónico en cuestión y un invitado que, de acuerdo a los conceptos vertidos me parece que tiene las suficientes credenciales para hablar sobre la industria del disco, el eje central de la conversación versaba en la sensación pop del momento, Lana Del Rey.

lana del rey

Es probable y de antemano adelanto que quizá habrá entre el respetable que preste ojos a estas líneas, algunos seguidores de esta guapa artista y por ello no les gustara del todo lo que acá se vaya virtiendo, hecha la pertinente advertencia, ahí les van los puntos centrales de la discusión radiofónica de la que fui testigo auditivo.

Sobre el disco recién lanzado al mercado por Lana Del Rey que lleva por título Born to Die, comentaban que era un disco bien producido a secas, que se notaba que había detrás una importante inversión económica para lograr ese nivel de producción; es un Pop ordinario cayendo en lo monótono y tendiente a lo aburrido excepto por un par de tracks que se diferencian del resto, lo cual contrasta con la enorme campaña publicitaria que se dio en torno a esta artista y al tan ansiado lanzamiento del disco en mención.

borntodie

Recordé que en algún momento escuche y leí en algún portal dedicado a la industria musical, que Lana Del Rey revolucionaria Pop a nivel mundial ya que había sacado un par de sencillos de muy buena manufactura y con muy buenas críticas, sin embargo el contraste entre las versiones que se dan ahora tras presentar un material completo me despertó la curiosidad y de esta en apariencia estéril, trivial y sin mayor importancia discusión radiofónica me hizo recordar algunas otras pifias y embarazosos momentos en el mundo de la música, que gracias a un manejo impresionante de medios y campañas publicitarias perfectamente conducidas han dado píe a la creación de verdaderas ilusiones mediáticas.

Pero antes de recordar otras ilusiones mediáticas terminemos con Elizabeth Grant, nombre real de Lana Del Rey, me di a la tarea de buscar el material y escucharlo en su totalidad, para crearme una opinión más amplia y con fundamento respecto de las opiniones encontradas que ha generado está guapa interprete, por lo que una vez escuchado y digerido el disco concluyo que efectivamente es un disco muy bien producido, se nota que le metieron mucha lana al trabajo de pre y post producción, las letras son de regulares a buenas considerando el género;

Si bien es un Pop común y corriente que no revoluciona en nada tampoco me parece aburrido, vaya pues tiene su gracia pero considero que en general el popular refrán “mucho ruido y pocas nueces” cabría a la perfección y resumiría muy bien el fenómeno Lana Del Rey.

Lo que si tengo que reconocer es que la chava tiene talento, canta y compone su propio material, pero sin estar por encima de otras artistas del género por ejemplo una Lady Gaga que también es artífice de todo lo que sucede a su alrededor desde las composiciones, interpretaciones, vestuario, concepto de sus concierto, etcétera, es más bien una cantautora pop promedio.

lady gaga

En contraste si encontré que hay un impresionante despliegue publicitario en el que hacen ver a la neoyorquina como la artista que el mundo esperaba, por lo que en mi personal opinión cae en una suerte de globo aerostático mediático, es decir muy vistoso pero inflado con aire caliente.

Pues bien, este fenómeno de las ilusiones mediáticas o también llamadas por un servidor como el efecto Globo Aerostático, que se presentan principalmente en el género Pop y que hemos sido testigos en varias ocasiones, me llevo de inmediato a recordar un caso que guardadas las distancias y proporciones debidas, también fue en su momento un fenómeno mediático impresionante y más por los escándalos que se protagonizaron; mis contemporáneos seguramente recordaran al mal logrado grupo Milli Vanilli, que sin duda fue todo un suceso cuando por allá de 1988 un par de morenazos musculosos y bien parecidos (Fabrice Morvan y Rob Pilatus) se paraban a bailar y “cantar” en un escenario los temas del álbum llamado All or Nothing, que en un primer momento salió solo para el mercado Europeo teniendo mayor auge en Gran Bretaña y Alemania, donde en pocos meses el disco que en la tapa tenía la imagen de Morvan y Pilatus, aunque no se especificaba si ellos eran los intérpretes, logro alcanzar niveles de ventas importantes, lo que motivo a que en Estados Unidos la firma Arista Records contratara al “dúo” y en 1989 fue lanzado el álbum Girl you Know it’s True que contenía la mayoría de los temas del primer disco pero con las adecuaciones pertinentes para el mercado americano y la inclusión de nuevos temas.

Este material que junto con una agresiva campaña de promoción de medios que se basaba en la atractiva imagen de estos morenazos y de una producción bien hecha del disco provoco que las ventas se fueran al cielo y alcanzara el reconocimiento como Disco de Platino.

milli vanilli

El globo aerostático de este “grupo” siguió subiendo a unas alturas estratosféricas, conectaron otros tres sencillos al hilo en el número uno de las listas pop de Estados Unidos, el éxito trajo consigo la consabida promoción y gira de conciertos, que fue el inicio del fin del fenómeno Milli Vanilli, ya que en un concierto organizado por la cadena MTV en Connecticut se descubrió que el dueto hacia playback al repetirse misteriosamente los primeros acordes y estrofa de Girl you know it’s true, mientras los “cantantes” continuaban su acto normalmente. A pesar de este incidente en febrero de 1990 se les otorgo el premio Grammy como Artista Revelación del año, también recibieron el American Music Award por alcanzar ventas del orden de los diez millones de discos durante 1989.

milli vanilli grammy

A pesar de haber recibido sendos premios y de seguir creciendo en fama, insisto pues como globo aerostático, ya se había sembrado la duda y en el aire flotaba el fantasma del fraude, los rumores de que Morvan y Pilatus no eran los verdaderos cantantes comenzó a tomar mayor fuerza gracias a que los errores de sincronía entre las voces y el playback durante las presentaciones en vivo eran más frecuentes. El globo alcanzo el límite de sus alturas y como lo establece la ley de gravedad todo lo que sube tiene que bajar, el constante señalamiento y crecientes rumores orillaron a que el productor e inventor del concepto Milli Vanilli Frank Farian declarara en noviembre de 1990 que en realidad “Fab y Rob” no eran los reales cantantes y que la inclusión de ambos con la música solo se limitaba a ofrecer su imagen en las portadas de los discos y por lo tanto las presentaciones en vivo y los videos se basan en playback bajo esta lógica.

La estrepitosa caída comenzó, la prensa americana hizo lo que mejor sabe hacer cuando se siente “defraudada” la opinión pública, presiono a la organización que está detrás de los premios Grammy hasta que retiro al grupo el trofeo obtenido anteriormente, por su parte la compañía disquera literalmente borro todos los álbumes de Milli Vanilli de su catalogo, con lo que literalmente sepultaron al grupo.

Muchos de ustedes podrán argumentar que no hay comparación entre Lana Del Rey y el escándalo Milli Vanilli, y tienen razón no hay punto de comparación musicalmente hablando, pero en donde ambos fenómenos son coincidentes es en el manejo que existe alrededor de ellos, la parafernalia que está asociada a ellos, la envoltura pues, el gancho de venta del producto es la imagen mas no el contenido, en fin es el resultado de la magia de la ilusión mediática que está íntimamente ligada al Pop, así que aquellos poperos me van a perdonar pero es una dura realidad con la que tendrán que vivir.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here