Buenos días, tardes o noches, dependiendo del horario en el que hacen el favor de posar sus pupilas sobre estas líneas dedicadas al agridulce sabor de ese sagrado conjunto de sonidos y silencios que es la música.

Y ya que andamos con metáforas, me parece que el término “agridulce” es una buena manera para comenzar a deshebrar el tema que en esta ocasión comparto con ustedes, debido a que lo agridulce es la amalgama de los sabores más afables y salobres que se mezclan para satisfacer nuestro paladar, es por decirlo de una manera muy simplista la conjunción de extremos que logran –en el caso de las artes y la música no es la excepción- magistrales piezas que han saciado nuestro más exigente gusto.

Ahora bien, y procurando ser lo más respetuoso posible, hablar de destacados miembros del mundo de la música que padecieron o padecen el Trastorno Afectivo Bipolar también conocido como la “Enfermedad de los Genios” no es cosa fácil, ya que en muchos de los casos el morbo y el amarillismo que ha rodeado a estos personajes, distrae la atención de lo que –en mi humilde opinión es lo verdaderamente importante- sus aportes musicales sea cual fuera el género  en el que se desarrollen.

Es probable –por lo menos es mi hipótesis- que el poco conocimiento que se tiene respecto de esta enfermedad ha provocado que se banalice la realidad en la que vive quien sufre de este trastorno, según expertos en el tema, el transitar entre la tristeza y la alegría en cuestión de segundos obedece a la presencia de uno o varios episodios con niveles anormales de energía, y es justamente esto lo que provoca esa derivación en “energía creadora”, que invariablemente es acompañado con la creciente sensación de frustración y rabia.

Hecha esta muy brevísima introducción de un tema tan complejo, revisemos algunos nombres, que ya sea en vida o de manera póstuma, han sido diagnosticados con la Enfermedad de los Genios.

Jimi Hendrix

Empezaremos este repaso con un miembro distinguido del lúgubre “Club de los 27”, el virtuoso e inigualable guitarrista Jimi Hendrix, quien en vida dio muestras de padecer este trastorno, sin embargo medicamente nunca le fue comprobado, sino hasta que paso al mundo de los inmortales esta tesis se ha intentado sustentar recuperando elementos como la manera en que se comportaba en entrevistas y en sus constantes enfados que, de considerarlo necesario, Hendrix no vacilaba en demostrar su enojo agarrando a golpes a quien lo fastidiara.

Otro elemento que ha servido para soportar la probable bipolaridad del maestro de los solos de guitarra e inimitables riff’s, es su célebre rola “Maniac depresión”, en la que hace una precisa descripción de los  síntomas y estados de ánimo en los que cae una persona que padece este trastorno depresivo.

Kurt Cobain

Para no variar, mencionaremos a otro celebre miembro del “Club de los 27”, líder de Nirvana una de las bandas más representativas del Grunge, Kurt Cobain quien en vida y gracias a ese genio creador y paradójicamente destructivo, nos regalo grandes rolas como “Come As You Are”, y a diferencia de Hendrix, si mal no recuerdo, en algún momento y derivado de los múltiples problemas legales a los que en vida se enfrento, esté si fue diagnosticado en el algún momento con el síndrome maniaco depresivo.

El uso excesivo del alcohol y las drogas fueron un poderoso catalizador para incrementar la bipolaridad de Cobain, quien detrás de si tenía una historia familiar invadida por problemas relacionados con tendencias depresivas, enfermedades mentales, alcoholismo, y sí, también suicidios.

Sinead o Connor

Dueña de una de las voces más bonitas de la escena internacional de la música –en mi personal opinión- y controversial como ella sola, Sinead O´Connor, quien en el punto más altos de su carrera protagonizo uno de los escándalos mediáticos más manoseados que me haya tocado ver, nada más y nada menos en una actuación televisada, y al termino de cantar una de sus rolas, saco una fotografía del entonces Papa Juan Pablo II y la rompió frente a una atónita audiencia, la guapa pelona declaro que esta acción la realizaba como protesta ante los abusos sexuales de sacerdotes católicos  a menores de edad en su natal Irlanda.

Después de perderse un tiempo de los reflectores, Sinead regreso a la escena, ya no con el mismo éxito que en antaño y ahora con la noticia a cuestas de su padecimiento al trastorno bipolar, el cual provoco que en fechas recientes cancelara una gira de conciertos que eran parte de la promoción de su más reciente material discográfico. En lo personal me parece muy lamentable que la irlandesa a pesar de hacerle la lucha y remar contra la bipolaridad, esta le está ganando la batalla, al menos eso parece.

Axl Rose

Amado por unos, odiado por muchos más, diagnosticado medicamente con un desorden maniaco depresivo desde los veintitantos años, vocalista de la banda de Hard Rock Guns N’ Roses, Axl Rose también famoso por su errático comportamiento dentro y fuera del escenario, ha tenido que recurrir al consumo de litio para tratar dicho desorden y con ello sobrellevar la enfermedad, hoy en día el señor del botox sigue al frente de la banda que lo hiciera famoso durante los 80 y 90’s.

No con el mismo arrastre de antaño -según yo por que ha perdido ese característico sonido y esencia de la banda- pero ahí sigue haciendo su lucha el otrora niño bonito del rock.

Syd Barret

Caso aparte es el de la leyenda del Rock Syd Barret, fundador de la icónica banda Pink Floyd, quien junto con David Gilmour y Roger Waters fueron los artífices y precursores del rock sinfónico; el caso de Barret ha sido objeto de estudios médicos bastante serios y profundos para intentar entender mejor esta enfermedad, de hecho le han dedicado algunos artículos en publicaciones medicas especializadas como el American Journal of Psychiatry, en donde concluyen que Barret, entre otras cosas, padeció de una Psicosis severa.

El también llamado Golden Boy de los 60’s dio muestra de su genio y capacidad creativa en el primer álbum de la banda, así como en dos proyectos que emprendió en solitario, en contraparte desarrollo un estado psicótico que lo obligo a recluirse y alejarse de la vida pública en el ’74, aunque sobrellevo la enfermedad de los Genios, Barret falleció a la edad de 60 años víctima de cáncer en páncreas, por su parte los miembros que continuaron con la banda le dedicaron simbólicamente temas como la ya inmortal “Wish You Were Here”.

Sting

Finalmente, y no porque la lista no dé para más, encontramos al señor Gordon Matthew Thomas Summer, o mejor conocido por todos nosotros como Sting, según él mismo ha hecho público que durante los años que milito en la banda que le diera fama internacional The Police, desarrollo ciertas tendencias suicidas y admitió entonces que era maníaco depresivo bipolar, a esto le podemos agregar que el señor Summer cuenta entre su repertorio la canción “Lithium Sunset”, que de acuerdo a la revista Rolling Stone la rola “es un claro guiño al carbonato de litio”, medicamento utilizado para tratar este padecimiento.

Bipolar o no, Sting nos ha dado grandes temas que ya forman parte de nuestro play list –por lo menos del mío propio- tanto aquellos que convirtiera en éxito con The Police y en su meteórica carrera en solitario.

No quisiera sonar muy manchado con mi siguiente comentario –o quizá si- pero agradezco que estos genios, y muchos otros que por cuestiones de tiempo y espacio no fueron mencionados, nos hayan brindado y en otros casos lo sigan haciendo, pedazos de su brillante locura musical gracias al impulso generado por la Enfermedad de los Genios.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here