Aprovechando la fiebre futbolera, principalmente con la Champions League, considerado  -por mucho y con toda razón- el torneo donde se juega el mejor futbol del orbe, y ya que el futbol como la música levantan pasiones, juntos son dinamita pura, por eso es que en esta ocasión propongo a ustedes hermanos en la música un ejercicio de imaginación “músico-futbolero”.

Bajo esta premisa les pregunto a ustedes, mis queridos conciudadanos del mundo de la red sí ha pasado por su cabeza ¿cómo sería formar un equipo de futbol por destacados miembros del mundo del rock? Bueno pues para aquellos curiosos como un servidor –y a los que no también- les propongo que hagamos esta mezcla entre el deporte de las patadas, que tantos corajes a veces nos hace pegar, y el género de los guitarrazos por antonomasia, el rock.

Así que después de navegar por los mares de la mente, haciendo un ejercicio de imaginación en el terreno de juego, me dispongo a compartir con ustedes mi once ideal, y algunos de los motivos por los que ocupan su posición en el campo.

“Black Dog” de Led Zeppelin

Todo buen equipo de futbol debe preciarse de contar con un gran portero, esa figura que le de seguridad bajo los tres palos, el cancerbero debe asegurar que su meta no sea utilizada cual paredón revolucionario y quede como coladera después de vaciar armas en ella, por eso, quien mejor que Led Zeppelin para defender la meta utilizando un repertorio amplio de recursos para asegurarla, con tintes de Blues, Rock & Roll, Soul y Folk, aderezado con espectaculares lances que van de un lado al otro de la portería con esos impactantes solos de guitarra del maestro Jimmy Page y la fortaleza para echar al equipo adelante en la inigualable voz del gran Robert Plant, para los contrincantes meter un gol sería todo un suplicio.

“Baba O’Riley” de The Who

Siguiendo con el cuadro bajo, tenemos en la Defensa Central como “estoper” –diría mi maestro de educación física de la prepa- a The Who, quienes cuentan con una solvencia como pocos en el campo, con juego profundo y seguro facilita salir con pases cortos o pases largo hasta pasado el medio campo, calidad y constancia probada, demostrado en posicionar 27 sencillos en el top 40 de UK y Estados Unidos, con estas credenciales y además ser parte de la “santísima trinidad del rock británico”, hay capacidad para detener al más colmilludo delantero de la escuadra rival.

“Should I Stay or Should I Go” de The Clash

En la posición de defensa “libero” –de acuerdo a los cánones usados en la liga de futbol, en la que por cierto mi equipo cada sábado es objeto de las más encarnizadas golizas- contamos con la presencia de The Clash, jugador entrenado bajo la vieja escuela del Punk, es el idóneo integrante del cuadro bajo para meter fuerte la pierna y elevar la presión a los delanteros del equipo contrario cuando estos pretendan entrar en zona de peligro de nuestro campo, al son de los acordes de “Should I Stay or Should I Go”, la posibilidad de éxito del rival se disminuye, y con fiereza armar desde la defensa un sólido avance.

“Shiny Happy People” de R.E.M.

Ahora bien, en la defensa lateral izquierda, nos armamos con los servicios de R.E.M., jugador denominado “alternativo”, quienes gracias a su impecable manera hilvanar acordes como si salir jugando el balón en los pies se tratará, y propiciar el juego a ras de piso de manera elegante, además de poseer versátiles recursos a la hora de adelantar líneas por la banda izquierda y hacia el centro del campo, permite fluidez al ataque sin descuidar su posición.

“People Are Strange” de The Doors

Para redondear nuestra defensa, un elemento cuya versatilidad en el campo de juego propicia que su figura emblemática el “Rey Lagarto”, se contonee a placer entre los ofensores despojándolos del balón y repartir juego hacia la media cancha, aunque es probable que a este miembro de nuestro equipo, el respetable desde la tribuna le grite “People Are Strange” por su manera de jugar.

“Wonderwall” de Oasis

En la banca encontramos a un buen suplente para la posición defensiva, la banda Oasis comandada por los aguerridos hermanos Gallagher, quienes por su fuerte manera de jugar son una buena opción de cambio, sin embargo, habrá que tener en cuenta que la explosividad en su juego puede ser causa de que las tarjetas salgan a temprana hora del partido, por eso es mejor tenerlos en la banca, y a la hora propicia salir a meter caña al campo.

“One” de U2

Para nuestra media cancha, posición en donde se orquesta la finura de este nobel deporte, se encuentran los irlandeses de U2, cuyo juego pacifico y certero, buscaran abrir el campo y propiciar juego a la líneas ofensivas, eso sí, con cuidado de no meter de más la pierna y procurando siempre el juego limpio.

“Help” de The Beatles

Continuando con la parte técnica, armoniosa del juego y del buen repartir del balón, más adelantado de líneas esta el Cuarteto de Liverpool, The Beatles, quienes gracias a esa cadencia musical, son los orquestadores perfectos para llevar el peso del equipo en la zona central del campo, inmejorable toque de balón a la hora de abrir el juego y alegrar armónicamente el ataque hacia terreno contrario.

“Comfortably Numb” de Pink Floyd

Un poco de locura en la media cancha no viene mal, por ello hemos incluido en este “Dream Team”, para jugar en la lateral derecha a Pink Floyd, maestros del rock sinfónico y la psicodelia, con una solvencia como pocas veces vista entre lo progresivo y lo filosófico, aportan ese toque pícaro que provoca incertidumbre en los rivales a la hora de enfrentarse en duelo uno a uno, la experimentación sónica que aporta al juego este integrante sui generis de nuestro equipo, es clave para adelantar el ataque y pasar el esférico a los que le preceden en la arremetida a la portería contraria.

“We Are The Champions” de Queen

Para hacer mas orgánico el manejo de nuestra media cancha, es vital contar con jugadores experimentados, versátiles y con gran labor de sacrificio, que puedan subir, bajar e ir de un lado a otro, pero eso sí, sin perder la postura y llevando siempre la frente en alto, como si de un miembro de la realeza se tratara; por ello en nuestro costado izquierdo, contamos con los servicios de Queen, quienes cumplen con creces y aún un poco más estas características, para consolidar una media cancha fuerte y melodiosa, que además durante el transcurso del partido nos anime al grito de “Under Presure” y ahogar a los rivales en su propio terreno.

“Look Around” de Red Hot Chili Peppers

Un buen sustituto para la media cancha, que resulta ser una zona estratégica, contamos con los Red Hot Chili Peppers para entrar de cambio, que compilan –al más ecléctico estilo- muchas de las características de nuestro medio campo titular, tienen versatilidad, armonía y fuerza para salir al ataque.

“Doom and Gloom” de The Rolling Stones

Y finalmente, nos encontramos con nuestra delantera, ahí se necesitan goles, empuje, coraje, determinación, aguante, sentido de la oportunidad y sobre todo hambre de éxito, por ello alternando flancos en nuestra ofensiva contamos con unos experimentados goleadores, cuyos logros llegan ya a los cincuenta años y siguen rodando en las canchas del rock and roll, The Rolling Stones, de la mano de Mick Jagger y Keith Richards, longevos y productivos jugadores que con los años van ganado experiencia y mañas en la cancha, ¿Goleadores natos? eso nadie lo duda, ¿Veteranos? Seguro, pero efectivos como pocos artilleros.

“The Day That Never Comes” de Metallica

Complementando esta solida delantera, un jugador aguerrido, fuerte y casi agresivo para horadar la meta contraria, con olor a whiskey la banda Metallica se suma a nuestro línea ofensiva, siempre buscando la jugada adecuada y el desmarque para estar en franca posición de gol, a pesar de contar en su haber el sufrir lesiones graves, se han levantado en más de una ocasión para demostrar su valía en el terreno de juego, son caza goles natos y además efectivos a la hora de ejecutar un penal con el lánguido llanto de la guitarra de James Hetfield y el estruendo del tambor de Lars Ulrich.

“I Am Mine” de Pearl Jam

Como cambio en esta posición, tenemos a Pearl Jam, quienes desde su irrupción en las canchas fueron criticados por su manera de jugar, sin embargo cuando hay talento para meter goles, las críticas quedan detrás, y es el caso de Eddie Vedder y compañía, que a pesar de ser considerados como los chicos problemas y berrinchudos en el campo, dejan claro en cada incursión al terreno de juego que tienen una visión amplia de la portería contraria y un gran olfato de gol.

Pues bien, dejo a sus consideraciones este ejercicio músico deportivo, esperando que compartan sus inquietudes, y porque no también sus disentimientos para con un servidor, finalmente de lo que se trata es que el balón ruede, la música nos inspire y que gane el mejor.

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Aprovechando la fiebre futbolera, principalmente con la Champions League, considerado  -por mucho y con toda razón- el torneo donde se juega el mejor futbol del orbe, y ya que el futbol como la música levantan pasiones, ju……

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here