Seguramente cada vez que vamos a un concierto o vemos un video de alguna de nuestras bandas favoritas no reparamos que ellos como nosotros alguna vez fuimos niños, y muy probablemente las influencias musicales que tuvimos y tuvieron nuestros “Rock Heroes” durante esa etapa de la vida quizá fue diametralmente opuesta a la que ahora nos llenan los oídos, ejemplos como el que acabo de citar lo encontramos en personajes como Axel Rose, quien a diferencia de lo que pudiéramos suponer debido a sus consabidos escándalos y personalidad altamente explosiva, éste creció en medio de una familia profundamente religiosa y sus primeros acercamientos con la música fueron cantando en el coro de la escuela parroquial a la que asistía, y seguro no cantaba nada parecido a los temas que años más tarde lo harían famoso al lado de Guns N’ Roses, de quienes se desprende una de mis canciones favoritas, la ya clásica Sweet child o’ mine, que quizá poco tenía que ver con la infancia del ahora muchacho cara de botox.

Otro chamaco que desde temprana edad ya daría muestras de su inclinación musical es Ozzy Osbourne, quien tuvo una infancia difícil por decir lo menos, proveniente de una familia de clase trabajadora inglesa, se empleo en diversos trabajos y digamos que opto por caminos complejos desde su adolescencia, periodo en el que se convirtió en fan de The Beatles, cuya influencia fue determinante en su vida, y aunque una de sus frases más conocidas es

Cuando dejé la escuela, quería ser fontanero, cuando escuché a The Beatles quería ser un Beatle

Pero la carrera de Osbourne se fue un poquito de lado, ya que de aquella influencia del cuarteto de Liverpool, poco quedo en la trayectoria musical del buen Ozzy, quien a la postre fue uno de los integrantes originales de la banda Black Sabbath, precursores del genero de Heavy Metal quienes también de entre su repertorio encontramos Children of the sea, evocando a la niñez desde una óptica poco dulce, acida, obscura muy a lo Sabbath

black-sabbathEl grupo británico de Heavy Metal con su formación original, Tony Iommi (guitarra), Ozzy Osbourne (voz), Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería).

Nuestro país no está exento de este tipo de historias, tenemos la de José Alejandro Lora Serna, o mejor conocido para los cuates como Alex Lora, este chavo nacido en el seno de una familia católica conservadora, de posición desahogada económicamente hablando, siendo aun muy joven, allá por 1968 formo la agrupación de Blues y Rock Three Souls In My Mind, o traducido a nuestro idioma “tres Almas en mi Mente”, para nombrecito, pero bueno el punto es que a la banda siempre se lo conoció como el tri, razón por la cual y debido a algunos problemas entre los fundadores del grupo, Lora decidió quedarse con el nombre que los ha hecho leyenda El Tri, quienes se encuentran presentes en la escena musical con rolas cuyo principal ingrediente, y más constante en sus inicios, son las palabras altisonantes y de doble sentido, contrastantes con la educación que supone recibiera el originario del Estado de Puebla de Los Ángeles, México, quien con la ya clásica Niño sin Amor, que refleja una triste realidad de la niñez no solo de México sino de América Latina en su conjunto, es una de las rolas más conocidas de esta longeva agrupación y con motivo de celebrar treinta años de carrera, se grabo este tema en una versión acompañada de una orquesta sinfónica, que para mi gusto y opinión muy personal es uno de los mejores acoplados entre blues rock rasposo y orquesta, dale un vistazo al video:

el-triEl Tri banda mexicana de Blues Rock fundada en 1968, encabezada por Alex Lora y vigente hasta la actualidad.

Otro muchachito que siendo un parvulito allá en su natal Blackpool, Inglaterra, educado en una familia católica de clase trabajadora, seguramente no se imagino que cuando fuera grandecito sería el líder de una banda cuyo contrastante con lo enseñado en la casa paterna, impondría un estilo gótico, misterioso y peculiar, su emblemática cara blanca, cabellos negros alborotados y labios rojos, fueron influencia en bandas alrededor del mundo, sino me creen hagan memoria en los inicios de Soda Stereo en Argentina o Los Caifanes en México, ya adivinaron? Correcto se trata de Robert Smith vocalista del grupo The Cure, quien a través de Boys don’t cry, hace su aporte a las letras donde las referencias a que los niños como son machines no deben llorar.

robert-smithEl estilo característico de Robert Smith ha sido inspiración de Bandas como Soda Stereo o Caifanes.

Otro muchachito que tuvo una infancia alejada de lo que sería su corta, pero estratosférica carrera musical, fue sin dudas la de Marc Bolan, líder de la banda de T Rex, criado dentro de una familia con limitaciones económicas, hijo de un camionero y con sueños de grandeza, este chiquillo a la corta edad de 15 años abandono la escuela para trabajar como modelo, actividad que marcaria su estilo musical convirtiéndose en una de las figuras más populares del glam rock británico durante la década de los 70’s, una de las muestras del vigor musical de la banda lo encontramos en uno de sus más recordados éxitos Children of the Revolution, Irónicamente Marc Bolan, hijo de un transportista murió en un accidente automovilístico en 1977, marcando con ello también  el fin de T Rex, dense un brinco al pasado y vean al señor Bolan y sus amiguitos jugar a la revolución en esta pieza originaria de 1972.

marc-bolanMarc Bolan, líder la banda de glam rock T Rex

Sea cual sea el género musical, estilo y lenguaje utilizado, desde una balada soft rock, hasta el under grown, pasando por grupos de folk latino como los Hermanos Rincón, las canciones alusivas a la niñez están presentes y nos recuerdan que alguna vez salimos a jugar a la calle con los amigos de la cuadra, a pasear en bicicleta y hasta tocar timbres de la vecina que nos caía mal y salíamos corriendo para no ser descubiertos en la travesura, por muy rudos y metaleros que seamos o parezcamos, y aunque nos resistamos dejemos salir ese niño interno que nos recuerda que jugar al ritmo de una buena rola siempre revitaliza el alma aunque el cuero se arrugue, sino vean a Mick Jagger el eterno chamaco travieso sobre el escenario aunque ya hace surcos de tanta arruga en el rostro.


2 Comentarios

  1. Hola:
    Muy bueno tu artículo, no sabía que casi todos los artístas citados habían sido educados en el seno d familias tan conservadoras, será por esa razón que son tan buenos para la música? lo que sí es un hecho es que todos hemos crecido bajo la influencia de éstos super rockeros; jajajaja bueno sólo espero que este educando musicalmente bien a mis críos, quien sabe podría tener a dos grandes genios de la música mientras tanto les seguiré cantando “gatita de tres colores”, “negrito zambo” o “la infantina esta enfadada”
    Un beso Ty.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here