Si hay algo que rara vez sucede en proyectos de este genero es el hecho de que aprovechen las distorsiones extremas, los golpes machacantes de batería y en general, un sentimiento alterado que transmite dolor y sufrimiento de manera poética. Y tal es el caso de esta agrupación originaria de Hermosillo, Sonora en México, que se encuentra promoviendo su segunda produccion discográfica.

Con un sonido bien definido que también tiene un poco de progresivo para acelerar mas las cosas y agregarle mas intensidad a las emociones sublimadas, este quinteto continua haciendo lo que inicio por ahí de finales del 2014 cuando su bajista y fundador, Harry Gonzalez, reuniera con la voz principal de la banda para trabajar maquetas que pronto se irían produciendo hasta armar su disco Qualia, con el que darían a conocer este proyecto y que mas tarde con este nuevo álbum, darían un paso mas en su carrera muiscal.

El mundo en realidad finaliza cuando nosotros como persona dejamos de existir. Cada persona es su propio mundo y cada quién sabe como lo maneja y lo maneja a su gusto y conveniencia. El problema es que el hombre muchas veces se preocupa por lo que viene, por el futuro, por la ansiedad de saber que como puede morir en 50 años, puede morir esa misma tarde y por ello, deja de ver lo que realmente es importante: Vivir y disfrutar el presente.

Con una filosofía bien presente en todas las canciones que conforman a Stories Set In The Future, uno solo puede pensar en hacer consciencia. Y de hecho así lo es: si uno se pone a pensar en todo lo malo que sucede en el mundo a diario y que no tiene descanso, cuando uno escucha por ejemplo [Don’t] Follow Your Blacklight tomo comienza a tener sentido, aunque sea por medio de aturdirte ya que este genero por lo general sirve para sacudirte de algún estado letárgico que tengas.

Ahora bien, algo que cabe mencionar también sobre este punto, es que todo el álbum son como una especie de relatos sobre como podría acabar el mundo si la humanidad continua haciendo las cosas con maldad y egoísmo. Es interesante y curioso porque una vez mas, descubrimos que el metal y todo lo referente al rock pesado puede ser una herramienta para una vez mas: hacer consciencia.

[Dont Follow Your Blacklight habla de cuando trazamos una meta en nuestra vida, una meta que se traduce a sueño o ideal y luchamos y nos esforzamos como nunca para alcanzarlo. Quien lucha por sus sueños, siempre es una persona que es bien vista ante la sociedad. El problema es que cuando esa meta se vuelve una obsesión de tal manera que no solo afecta una persona, sino también afecta a los que están alrededor. Dígase amigos, familiares, pareja; al punto de perder lo mas importante: el amor de tus seres queridos. Ese amor es indispensable para vivir feliz y plenamente. El titulo es una sátira a cuando nos dicen que “cuando hay un problema, siempre hay una luz al final del camino”. Cuando pensamos en esa luz, por alguna razón pensamos que es de color blanco ya que el blanco significa paz y esperanza y que también se traduce al alcanzar la meta deseada. Por ello, nosotros mencionamos una luz negra (blacklight) que seria lo contrario a esa luz que significa paz y esperanza, como una luz negra que representa el daño causado por la obsesión de alcanzar esa meta. La palabra “Don’t” (que quiere decir “no”), es como decir entre dientes que no siga a esa luz negra.

Actualmente, Lost Nebula esta conformada por Quetzalin Dominguez (voz), Julio Becerra (guitarra), Oscar Valencia (guitarra), Harry Gonzalez (bajo) y Octavio Vega (batería); así quedaría conformada luego de que fueran integrando poco a poco con el paso del tiempo. Y pues bueno, si les laten bandas como Dream Theater y Iron Maiden, valdría la pena que siguieran de cerca este proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here