Hoy día Metallica es considerada como una de las bandas de Trash Metal más exitosas en el mundo de la música, su nombre es reconocido prácticamente en cualquier rincón del orbe y el número de fieles seguidores con que cuenta la agrupación originaria de Los Angeles, California ha aumentado exponencialmente conforme pasan los años. Si bien es cierto, prácticamente desde sus inicios la banda entro como cuchillo en mantequilla en el gusto de los amantes del rock más duro y sus vertientes hacia el metal desde su primer álbum titulado “Kill ‘em All” allá por 1983, sin embargo, en mi personalísima opinión es con el quinto disco de estudio el famoso “Black Album”, con el que Metallica alcanza audiencias que no necesariamente pertenecían al gremio del trash o el metal, abrió una brecha que le permitió captar nuevos adeptos a nivel mundial.

hetfield y ulrichJames Hetfield y Lars Ulrich fundadores de la banda

Estrictamente hablando el afamado disco homónimo, o ya popularmente adoptado como el Black Album vio la luz en agosto del 1991, y desde su lanzamiento alcanzo la cifra record de 650,000 copias vendidas solo en su primer semana, ah!!! Pero lo impresionante de esto es que fue solo en los Estados Unidos, la cifra aumento y en por lo menos diez países repitieron la hazaña, y es a la fecha, si mi memoria y mis fuetes no me fallan, uno de los pocos discos que ha sido certificado disco palatino en más de diez ocasiones.

A la fecha se estima que se han vendido 25 millones de copias desde que empezó a rolar en las tiendas.

Kirk hammettKirk Hammett guitarrista de Metallica

Pero, ¿qué tiene este disco que ha sido el más vendido en toda la carrera de la banda?, muchos lo atribuyen a los sonidos que produjeron los instrumentos utilizados en la grabación, como el cambio en la batería utilizada por Lars Ulrich, o la guitarra que hiciera llorar en manos de Kirk Hammett.

Jason NewstedJason Newsted toco el bajo en la banda y fue parte del Black Album, aunque nunca se sintió parte del grupo 

Muchos más opinan que se debió a que la producción corrió a cargo de Bob Rock, quien fuera conocido por trabajar anteriormente con Bon Jovi o Mötley Crüe entre otros.

En contra parte al éxito comercial que estaba alcanzado la banda reflejado en las altas ventas del disco, que apoyado con la promoción del video del sencillo “Enter Sandman”, no fueron pocos los fans de hueso colorado del grupo que criticaron este “nuevo sonido”; el principal argumento era que sentían se alejaba de las raíces duras y del trash que eran su carta de presentación original.

James HetfieldJames Hetfield guitarrista y fundador de la banda

Hubo muchos otros que se quejaban por que la banda se estaba ablandando y que este giro la llevaría al fracaso –pero a la luz de los años y millones de discos vendidos después- esos ultras fans from hell se equivocaron.

Una muestra de ese “error de cálculo” que tuvieron los más recalcitrantes fans, se presento en 1992 cuando el célebre disco ganara el Grammy Award de ese año bajo la categoría de Best Metal Performance –una categoría de esas medio bizarras que luego sacan, por que premia por igual a un sencillo como a todo el disco completo- Por supuesto las críticas de la llamada “prensa especializada” no se hicieron esperar, llovieron muy buenas semblanzas del trabajo hecho y estas tuvieron eco entre otros artistas que elogiaban la buena manufactura impresa en cada uno de los tracks y pronosticaban buenos augurios en este nuevo camino emprendido por la banda.

Lars UlrichLars Ulrich baterista y fundador del grupo

Como consecuencia de toda esta marea de popularidad que alcanzo el disco –y al grupo en consecuencia- los llevo directamente a formar parte del mainstream de la industria, no en balde es muy común ver en las listas de los mejores discos y de todos los géneros al disco negro.

Es muy probable que para muchos de mi generación el Black Album sea una referencia obligada, que ha formado el soundtrack de una parte importante de nuestra vida.

Metallica

Muchos conocidos rememoran con sus rolas su paso por la secundaria o como en mi caso por la Preparatoria, recordar aquellos momentos cuando le subías el volumen a los “walkman” -que eran nuestros dispositivos móviles para escuchar música en casetes- y caminar al compas de los riff de James Hetfield y Kirk Hammett, el estruendo de la batería de Ulrich,  y el potente bajo manipulado por Jason Newsted, quien como muchos saben entre a la banda sustituyendo a Cliff Burton tras su muerte en un accidente automovilístico durante una gira de la banda por Europa.

Lo interesante del fenómeno que representa por sí mismo el Black Album, es que muchos de los nuevos fans de la banda se han enganchado a partir de escuchar las rolas contenidas en este disco, y a partir de ahí le han encontrado el gusto; confieso que fue mi caso ya que antes de conocer este trabajo Metallica no era uno de mis grupos favoritos, pero a partir de encontrarle sabor al disco homónimo me enganche con su propuesta musical y eso me llevo a redescubrir sus cuatro discos anteriores y encontrarles el gusto.

A partir de ahí, y aunque no soy un fan from hell, disfruto mucho la música que ha venido haciendo Metallica, que aunque en mi humilde opinión –que igual y poco importa- creo que el disco homónimo ha sido el mejor que han hecho y quizá ni ellos mismos lo puedan superar, aunque uno nunca sabe, si algo he aprendido del mundo de la música es que siempre nos trae una nueva sorpresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here