Son las 16:00 horas del sábado 14 de mayo de 2011, boletos en mano que anuncian el 360° Tour de U2 emprendo una caminata desde los alrededores de algún lugar cercano al llamado Coloso de Santa Úrsula, así le nombran unos comentaristas deportivos al Estado Azteca, después de algunos minutos de andar y mezclarme entre la marea humana que va arribando a las puertas del Azteca, encuentro un impresionante letrero que dice que la entrada que corresponde a los lugares asignados a mis boletos, se encuentra exactamente al otro lado de donde me encuentro parado. Ni hablar emprendo una nueva caminata para buscar la entrada, sigo caminando y a mi paso en ese trayecto me topo con policías, patrullas, personal de protección civil y al lado de ellos y junto de mi siguiendo mi andar un diminuto personaje que en inaudible español me dice algo así como “quiere o le sobran”, no sé si me estaba albureando pero prosigo mi camino y por fin llego a las puertas correctas que al traspasarlas me conducen al túnel que me llevara a las entrañas del Azteca.

fans-u2Grupos de fanáticos afuera del Estadio Azteca, esperando la hora de corear las rolas de U2

Una vez adentro me dispongo a ser uno de los más de 100,000 espectadores que vamos a estar bajo el monumental escenario, con una altura de aproximadamente 50 metros bautizado como “The Claw” o dicho en estricto castellano “La Garra”, haciendo honor al nombre del tour este impresionante marco escénico cuenta con una pantalla giratoria de 360°, luces que cubren en su totalidad la estructura, me percato que cada sección del monstruoso escenario cuenta con un sistema de audio completo e independiente, en fin un verdadero portento de marco para que el cuarteto irlandés cautive con su espectáculo a quienes nos encontramos ahí.

la-garra-u2El escenario visto desde el túnel de entrada a la cancha del Estadio Azteca

Después de un par de horas de espera en punto de las ocho de la noche comienzan los acordes de una guitarra y comienza el show el grupo telonero Snow Patrol, grupo escocés invitado para que en las tres presentaciones de U2 en México abrieran el concierto, buen sonido, buena propuesta musical, con  atinados comentarios y gracias a una casaca de la selección mexicana con el número 14 y el nombre del Chicharito en los dorsales, los cinco o seis temas interpretados fueron bien recibidos por la audiencia, y sirvieron para amenizar la socialización con los vecinos de los lados y pedir un par de cervezas más.

Snow-Patrol-U2Snow Patrol fue el grupo invitado como telonero de la gira 360° Tour de U2 en México

En punto de las nueve treinta de la noche, empezaron a escucharse gritos y de uno de los costados del escenario se levanto una leve cortina de humo, producto del hielo seco, juegos de luces y más gritos al tiempo que en la pantalla del escenario apareció ante nuestros ojos la imagen de Bono, The Edge, Larry Müllen y Adam Clayton, con un pausado andar al ritmo de la música de fondo que se escuchaba desde “La Garra”, por fin U2 ante mis ojos y en ese momento, debo reconocerlo, surgió desde mi interior el espectador habido de dejarse seducir y deslumbrarse por tan imponente espectáculo que se erigía ante mis ojos y el cronista se quedo guardado para cuando terminase el concierto, deje de observar con ojos analíticos lo que a mi alrededor sucedía y de manera casi instintiva, pero consiente decidí flotar al compas de la música y del repertorio de los irlandeses.

u2-entradaIniciando el viaje en el 360° Tour de U2 en su segundo día de concierto

La noche se invadió por temas como I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight, Get On Your Boots, Beautiful Day que fue de las más coreadas y aplaudidas, y perdonaran que no les dé el repertorio en estricto orden, pero les siguieron rolas como Walk On, Where the Streets Have No Name, Moment of Surrender, Sunday Bloody Sunday que arranco uno de los alaridos mas atronadores de la noche, fiel a su estilo de buscar la paz y de ser un tipo enterado de lo que pasa por los países que se presenta la banda, Bono al son de Stand by Me dio un mensaje para que el gobierno de Estados Unidos hiciera lo necesario para detener el tráfico de armas hacia México, la ráfaga de luces, la parafernalia y sonido de “La Garra” acompaño a las rolas que siguieron convirtiendo de esta noche en única, sonaron también I Still Haven’t Found What I’m Looking For, Elevation, Mysterious Ways, Pride (In the Name of Love), los momentos emotivos de la noche tuvieron como fondo Miss Sarajevo, y  seguido por un video con un mensaje del Reverendo Sudafricano Desmond Tutu comenzó a sonar One, que fue entonada al unisonó por todos quienes estábamos en el Estadio Azteca y quizá de los que permanecían afuera del recinto, la noche continuo y las rolas siguieron hasta el momento climax de la velada cuando enfundado en una chamarra que parecía salida de la película Tron, Bono entono las primeras frases de With or Without You para cerrar el concierto.

despliegue-de-la-garra-U2Impresionante despliegue de la pantalla giratoria por debajo de La Garra

A la salida, todos los asistentes estábamos con cara de haber disfrutado el momento histórico que nos toco compartir, en el aire se respiraba paz, cordialidad y amor, unos a otros se cedían el paso  y por increíble que parezca la salida del Azteca no fue tan tortuosa, pero ya una vez afuera la cruda realidad nos cayó del cielo,  el efecto U2 con todo y mensajes de Peace on earth se diluyo conforme avanzo el tiempo y los asistentes que salían a la calle abonaban al caos vial, se oían mentadas de madre al por mayor y los choferes de los taxis y el transporte público en general hicieron de las suyas cobrando cuotas desmedidas por sacar de la zona a los transformados asistentes. Por mi parte camine feliz hasta donde estaba mi auto tarareando Elevation y con una sonrisa en los labios por haber presenciado un espectáculo como pocas veces se puede apreciar, donde fans y no fans del grupo irlandés de manera consciente o inconsciente, por lo menos lo que duro el concierto nos dejamos atrapar por las guitarras de The Edge, la batería de Larry Müllen, el bajo de Adam Clayton y la inconfundible voz de Bono, eso sin olvidar otro personaje que con sus luces, video y sonido fue el compañero perfecto del cuarteto, “La Garra” también fue un personaje más que se conjugo a la perfección e hizo de esta noche un momento incomparable.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here