Este es uno de mis álbumes favoritos. Recuerdo que la primera vez que lo escuche quede conmovido. De hecho fue gracias a ese famoso Sonido de Bristol que encontré la inspiración para componer mis propias rolas.

Cuando me entero de que hacen una nueva impresión en acetato (lo cual es una gran noticia dado que ya estaba fuera de produccion desde hace años) no pude contener las ganas de comprarlo en Amazon—donde por cierto, puedes conseguirlo relativamente barato—y empezar a escucharlo unos días después que llego.

Mucho ha cambiado desde que lo escuche en CD. Al encender la tornamesa y escuchar el scratch avisando que Mezzanine empezaba a sonar, tuve la impresión de que estaba escuchándolo nuevamente por primera vez.

Mezzanine cover

La primera pista producida por el trió [3D, Daddy G y Vowles] en ese entonces junto con quien seria su productor para los álbumes siguientes [Neil Davidge] , me dio a entender que estaba obligado a poner atencion a los casi seis minutos y medio que dura Angel. Digo, el bajeo fue impresionante, pudiendo discernir con facilidad que en efecto, son mas de dos bajos los que se van agregando conforme pasan los versos cantados por Horace Andy. Ademas, notar que en el debraye que todos ofrecen en el puente de la rola todo se escucha balanceado y sin pisarse una pista con otra, fue un verdadero lujo.

Risingson, una de mis favoritas, me hizo recordar porque esta era una sensación nueva. La voz de Grant “Daddy G” Marshall por fin se escuchaba nítida y con mas volumen que en su version comprimida. El trabajo con la masterizacion del álbum para acetato daba por sentado que disfrutarlo podía asemejarse con el haber estado ahí mismo en el estudio de grabación con la banda.

En Teardrop, el latido de corazón pensado por Davidge mezclado con el bombo electronico se nota mejor separado. Esta edición le rinde honor a la brillante participación de Bob Locke en el bajo, haciendo mas presente sus lineas y pisadas. Por otro lado, la voz de Elizabeth Fraser por primera vez deja de lastimar mis oídos cuando canta, suavizando con sutileza las frecuencias de agudos.

Pasando al lado B del primer vinilo, Inertia Creeps podría bien destacar que con el maravilloso ritmo tipo arabesco de las percusiones y las letras eróticas interpretadas por Robert “3D” Del Naja, esta es una de las rolas mejor balanceadas del álbum. De hecho, hubo un momento donde pude darme cuenta por primera vez de que casi al final de la rola, hay una parte del verso que deja de ser ininteligible por primera vez.

Mezzanine arte LP

Si habría algo que resaltar del cover Exchange, es la atmósfera que genera la reverberación como tipo iglesia, algo que no se disfruta en cualquier otra version que pongas—ni en CD, ni en FLAC, ni mucho menos en MP3.

Por su parte, Dissolved Girl podría ser el reflejo de lo que significo trabajar en Christchurch Studios de la mano de Mark “Spike” Stent. No se como, pero la voz de Sara Jay en esta mezcla suena como nunca antes; casi no se distingue que existe la reverberación, trayendo al frente su melodiosa forma de cantar las letras compuestas por todos. Aunado a eso, esta el abejeo electronico generado por sintetizador en forma de loop; es algo increíble de percibir con mas claridad que nunca.

Entrado el lado C, la experiencia se transforma en algo especial, casi alucinógeno. Completamente sumergido por la precision con que se combinan sonidos electrónicos en estéreo con las guitarras distorsionadas y los bajeos inspirados del reggae bombeados por las percusiones inequívocas de Andy Gangadeen, Man Next Door y Black Milk suenan con toda naturalidad sin necesidad de analizar o escudriñar algo en especifico.

Mezzanine LP

Seria ya en Mezzanine cuando me doy cuenta de que la música me ha dejado anonadado. Y tal vez por ser otra de mis favoritas del álbum, lo primero que quiero escuchar con atencion es el hecho de que hay dos bombos pulsando el ritmo introductorio y casi invariable de la canción. En la parte de los versos, Del Naja se luce magistralmente con una melodía hiponitzante que es ayudada por la reducción de la reverberación y el disimulo del delay que a veces une un segmento con otro.

Finalmente haciendo sonar la ultima cara, el lado D, Group Four, la que mas me gusta del disco lanzado por primera vez en abril de 1998 y con el cual Massive Attack llega para quedarse en el corazón de muchos seguramente, rompe el esquema con su rudeza total y sin pretensiones. Cantada en su mayoría por Fraser, todo el chiste de esta composición esta en que aumenta de intensidad poco a poco hasta llegar a un alucine por parte de todos con el puente donde la batería acústica se mezcla con la electrónica para darle doble punch a todo lo que sucede tanto en el canal izquierdo como en el derecho.

Sin embargo, no todo terminaría con ira desenfrenada. (Exchange)—que es como el reprise de Exchange despide al oyente con Andy cantando suavemente sus letras y recordando porque este grupo originario del Wild Bunch en los noventas, tiene cierto gusto e inclinación por los discos de Vangelis. La atmósfera generada por la combinación de muchos colores de sonido, hacen un desenlace tranquilo y apaciguado de este trago amargo que fue el mero proceso creativo de este disco.

Lo único que me hubiera gustado cambiar de este LP, es que Superpredators—rola mandada a hacer durante la produccion cinematográfica de The Jackal, dirigida por Michael Caton-Jones—fuera agregada al tracklist, ya que es muy difícil conseguir el disco japones y el sencillo de Risingson donde solamente se incluyo oficialmente.

Mezzanine notas

Equipo de Reproducción:

Tornamesa: Denon DP-200USB
Amplificador: Marantz NR1607
Bocinas tipo Torre: Yamaha NS-F50
Subwoofer: JBL ES250P

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here