No hay mejor combinación que un par de cervezas y un buen whiskey, pues es ese el símil que para un servidor representa una buena película que además contenga una excelente banda sonora, algunas veces la industria del cine nos ha regalado increíbles momentos, grandes escenas que no representarían lo mismo si no fueran acompañadas por grandes rolas de fondo, y quien se ha especializado en asociar estos dos elementos es el gran Quentin Jerome Tarantino, o Tarantino para los cuates que por estos días está de manteles largos cumpliendo 49 años.

Este cineasta que desde pequeño fue influenciado por el rock y evidentemente por el cine, del que pocos saben trabajo de muy chavo como acomodador en un cine, pero no cualquier tipo de cine, sino en una sala donde se exhibían películas porno, de ahí brinco –sin albur ni doble sentido dicho sea de paso- de empleo a trabajar como encargado en un video club, me imagino que trabajar entre tantas películas seguramente fue una experiencia enriquecedora para el cineasta en ciernes, que como ya sabemos ha realizado memorables películas, quizá podrán o no gustar a todos los públicos pero lo que no se puede negar es que todas, y recalco todas las películas de Tarantino se hacen acompañar de música memorable.

pulp fiction

Cada una de las películas de Tarantino contiene un momento, una escena que es recordada y asociada con una rola que ya forma parte del consiente colectivo, por ejemplo después de ver Pulp Fiction es difícil no asociar “You Never Can Tell” del gran Chuk Berry, con la ya clásica escena de baile twist que tienen la hermosa Uma Thurman y John Travolta, incluso – y esto no me lo podrán negar- no hay fiesta en la que si llegan a  tocar esta rola o cualquier otra con ritmo de twist, no falta aquella pareja que intente emular los movimientos inmortalizados en la pantalla por Travolta y Thurman, con cara de malo incluida.

Otra buena rola que se incluyo en Pulp Fiction es “Girl, You’ll Be a Woman Soon” original de Neil Diamond, pero es más conocido por la inclusión del mismo en la versión que covereo la banda de rock Urge Overkill, y que es usada en un momento clima de la película en la que Uma Thurman además de contonearse sensual como solo ella lo puede hacer, se mete un pasón que la deja prácticamente en coma y tiene que ser reanimada mediante una inyección de adrenalina directo al corazón;

Pulp Fiction

sin duda una de los momentos ilustres de esta magnífica pieza cinematográfica.

Otra gran rola que ya al escucharla resultaría casi imposible asociarla al cine de Tarantino es “Stuck in The Middle With You” de los Stealers Wheel, incluida en la banda sonora del clásico Perros de Reserva,

Reservoir_Dogs

que suena de fondo mientras el Sr. Rubio –personaje interpretado por Michael Madsen– hace de las suyas navaja de afeitar en mano, y bote gasolina en los brazos, que contrasta la cadencia y buen mood de la rola con la sangrienta escena en la que fue insertada, algo muy típico de Quentin.

Y bueno que decir de “Dont let me be misunderstood” de Santa Esmeralda que en cuanto empieza sus primeros acordes de inmediato remite a una rubia hermosa con una katana en la mano pateando traseros a diestra y siniestra –y cortando cabezas también-,

kill bill

así es, adivinaron se trata de Kill Bill película en la que “La Novia” –personaje central- regresa de los brazos de la muerte para buscar venganza a espadazo limpio y teniendo de fondo este gran tema.

También ha participado como actor, ya sea en sus propias películas como en Perros de Reserva y Pulp Fiction, o en las de su gran amigo y también director Robert Rodríguez, como en Desperado y From dusk till dawn,

From Dusk Till Dawn

de esta última quién no recuerda –compañeros de género no se hagan- esa enternecedora escena en la que Salma Hayek sale de entre las sombras dejando ver sus atributos, y realizando un sugerente baile con una víbora pitón albina al cuello y a ritmo de “After Dark” de Tito & Tarantula, seguro mal no se la paso en la filmación.

Tarantino ha sido reconocido como uno de los cineastas más prolíficos de su generación, teniendo cintas que ya son consideradas de culto y otras que han sido catalogadas como basura, pero bueno el gusto se rompe en géneros,  y si algo no se le puede escatimar e incluso reconocer es por el ingenioso uso de las historias no lineales, música notable y la violencia estilizada con toques de spaghetti western de los setenta que hacen de su trabajo algo único.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here