Hablar de rock en español y sobre todo de aquel manufacturado en la madre patria, no podría entenderse sin una figura clave que a través de la música pone de manifiesto no solo una corriente, sino un movimiento social entero, que desde los ya lejos años 60´s del siglo pasado sigue vigente en la escena del rock.

Originario de Granada, España conocido y reconocido como Miguel Ríos, quien ha sido homenajeado incluso por la realeza de su país, gracias a su valiosa aportación a la cultura y la música en la madre patria, que llevara al Rey Juan Carlos I de España a expresarse sobre el músico granadino con la siguiente frase

Con Miguel Ríos, el rock español alcanzo su autentica categoría como arte musical y su más plena expansión de una nueva realidad social, sin la cual es imposible entender nuestra historia más reciente”.

Razones y motivos sobran para dedicar este espacio para hablar de este veterano de los escenarios,  así que solo por el gusto y a propósito de su presentación en nuestro país con su gira del adiós, es que la familia de Miusync rinde un sincero homenaje a la enorme trayectoria de este gran rockero español.

Parecería que el destino de Miguel Ríos ya estaba trazado para ser parte del mundo de la música, ya que siendo aun muy joven, encontró trabajo en la sección de discos de uno de los grandes almacenes que había en su tierra natal; esto le permitió estar todavía más cerca de una de sus pasiones, la música y en particular con el rock.

Esa pasión llevo al joven Miguel a que se presentara en un programa de radio en una estación local en donde grabo un demo y el entusiasmo lo llevo a viajar a Madrid para grabar su primer disco, conocido entonces artísticamente como Mike Ríos, el Rey del Twist, ya que este género fue con el que dio inicio su ya longeva carrera, además como otros cantantes de la época interpreto cover’s de rolas que en Estados Unidos eran éxitos como el rock de la cárcel o popotitos.

Ríos 1962

Así transcurrió la primera parte de la década de los años 60, pero en el 66 y aprovechando su cambio de disquera comienza a grabar temas de su inspiración; pero sin duda alguna el primer gran éxito de Ríos llego a finales de esa década, ya que a principio de los ‘70 graba el ya inmortal “Himno a la Alegría”, adaptación del cuarto movimiento de la IX Sinfonía de Beethoven, que alcanzo ventas del orden de los siete millones de discos a nivel mundial.

En consecuencia alcanzo los primeros lugares de las listas en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, Suecia, Italia, Austria, Holanda, Canadá, México entre otros.

Ya con estos vuelos alcanzados por el rockero, éste se embarca en apuestas más arriesgadas y que continuarían siendo un éxito para la carrera de Miguel; a principios de la década de los ochenta saca el disco Los viejos rockeros nunca mueren y le siguió Rocanroll bumerang que se convirtió pronto en disco de oro y del que se extrae otra rola emblema de Ríos, la inconfundible e icónica “Santa Lucia”,

que para muchos de mis contemporáneos seguramente les traerá cantidad de recuerdos de las primeras escapadas con los cuates o de aquellos primeros amores que idealizábamos coreando a la par que en el estero del carro sonaba a todo volumen las primeras estrofas que rezaban “A menudo me recuerdas a alguien, tu sonrisa la imagino sin miedo. Invadido por la ausencia me devora la impaciencia, me pregunto si algún día te veré” ay dolor como olvidar esa gran rola.

A pesar del éxito comercial que ya gozaba a nivel internacional, Ríos no dejo de lado los problemas sociales que acaecían al mundo entero y con una vocación anti nuclear edito el disco El rock de una noche de verano, con el que emprendió una gira que lo llevo a dar 32 conciertos con una afluencia de poco más de 700 mil asistentes.

Rios-85

La cosecha continuo con el álbum doble editado en vivo titulado Rock and Ríos, que ha sido el más vendido en la carrera del rockero español.

La humildad va de la mano de la grandeza de Miguel Ríos, ya que aprovechando su posición en la industria musical,  con una solida y solidaria manifestación de apoyo a otros rockeros no solo de España sino de América Latina,

organiza los conciertos titulados “Encuentros de Rock Iberoamericano” celebrados en Madrid y donde a lo largo de tres días lo mejor del rock argentino, chileno, mexicano, brasileño, venezolano y por supuesto español tuvieron la oportunidad de ofrecer su talento y emerger como una propuesta solida con identidad propia alejada de la parafernalia y derroche de recursos que hasta el momento copaba la escena el rock anglosajón.

Posteriormente este ejercicio de intercambio rockero se dio ahora en territorio nacional, un tanto provocado por el éxito que represento en México el disco Rock and Ríos, que fue el álbum de cabecera de muchas bandas que desde la trinchera de la “insurgencia musical” luchaban por encontrar un sitio en la escena y dar a conocer su propuesta musical.

Con este referente Miguel Ríos se presento en 1987, en lo que quizá fuera la versión extendida del Rock and Ríos Azteca, en la Plaza de Toros México ofreciendo un concierto que a dicho de muchos, y considerado por otros, como parte aguas en la escena del rock en español en la Ciudad más grande del mundo.

Para los años noventa, y teniendo ya en boga el movimiento de Rock en tu Idioma, edita en 1991 el disco Directo al Corazón que sirvió de carta de presentación para realizar una extensa gira de conciertos por toda Latinoamérica.

Rios-90s

Posteriormente Ríos colabora con otros artistas como Ana Belén, Serrat y Víctor Manuel en la grabación del disco bajo el titulo Como si fuera la Primera Vez,  y la correspondiente gira de presentaciones  que llevo por nombre “El Gusto es Nuestro” rompiendo record de asistencia en España.

Para la conmemoración de sus 35 años de carrera en el ‘97, Miguel realiza una serie de conciertos titulados “Big Band Ríos” en compañía de una orquesta integrada por dieciséis músicos, visitando buena parte de España y América Latina  que dio pie para la grabación de un disco en directo con el mismo nombre que llevo el tour.

El disco doble alcanzo los primeros sitos de ventas en España y buena parte de Latinoamérica.

Ya con la entrada del nuevo siglo, la figura del rockero es reconocida con una serie de premios que ponen de manifiesto la importancia en su aportación a la cultura y la música, no solo de su tierra natal sino en todo el mundo Hispanoamericano.

De igual manera es invitado por otros músicos para participar en la grabación de temas a dueto como el hecho al lado del Tri de Alex Lora titulado “Madre Tierra”, que deja ver las influencias del más puro y destilado sonido del rock de ambos músicos.

Involucrado en este tipo de proyectos es que sale a la luz el álbum Miguel Ríos y las Estrellas del Rock Latino en el que graba memorables duetos al lado de Joaquín Sabina, Fito Paez, Aterciopelados y el mismo Tri de México. Este trabajo le valió el reconocimiento de la Academia de las Artes y de las Ciencias de la Música al mejor Album de rock, y fue nominado al Grammy Latino como mejor cantante de rock.

Creo que uno de los mejores reconocimientos que ha recibido Miguel Ríos es sin duda el que el propio público que le ha prodigado en sus presentaciones en vivo y prueba de ello fue la actuación que dio en el Zócalo de la Ciudad de México ante 100 mil asistentes en el marco de la celebración del Festival Internacional del Centro Histórico en el 2001.

Para la celebración de sus 60 años de edad en 2004, el inquieto rockero entrega su nuevo álbum, cuyo título no podía estar más ad hoc con los nuevos tiempos MIGUEL RÍOS 60 MP3,

Rios 2000

en el que ahora experimenta con sonidos propios del blues, el rock y tintes de balada pop, que lo llevan a realizar giras a nivel mundial prácticamente por dos años consecutivos y le hace acreedor al Premio Especial del Jurado de los Premios Ondas en España, quienes expresaron que el premio se le otorgaba “Simplemente porque Miguel Ríos es la historia del rock en España”.

Durante el 2008 presenta su último disco, una suerte de trabajo en retrospectiva de las colaboraciones que ha hecho al lado de otros músicos que lleva por nombre Solo o en Compañía de Otros, en donde además se incluye el tema inédito “Memorias de la Carretera”.

Con este disco bajo el brazo, el incansable Ríos emprende en 2009 una nueva gira que lleva por título el nombre del nuevo sencillo, ese mismo año y a manera de homenaje Warner Music edita Bienvenidos un disco homenaje con las canciones más representativas de la carrera del músico granadino.

Participan en él sus entrañables amigos Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel y Ana Belén además de Enrique Bunbury y Chambao entre otros.

Para el termino de la primer década del nuevo siglo, Miguel Ríos nos sorprendió con la noticia de su retiro voluntario de los escenarios, para ello y como solo los grandes como él pueden hacerlo, se lanza nuevamente al ruedo a ofrecer una gira del adiós titulada “Bye Bye Ríos” que da cuenta de la prolífica y solida carrera de este enorme monstruo del rock en español.

El tour mundial arranco en septiembre del 2010 en su ciudad natal Granada, y como era de esperarse pisara tierras mexicanas en las que las legiones de incondicionales seguramente acudirán a despedir a uno de los principales pilares del rock español, como si se tratara de un matador de toros que dará su última vuelta al ruedo antes de cortarse la coleta y colgar el capote y la espada en la pared.

Seguramente extrañaremos la versatilidad de Ríos en los escenarios, capaz de ir del blues al jazz, pasando por la Big Band y la sinfonía pura del rock and roll, pero el legado ahí está, sus discos sonaran y nos transportaran a otras épocas,

rios bilbao

a otros momentos en los que acompañados de su inconfundible voz bailaremos al lado de la Reyna del queroseno que entrara Directo al Corazón y nos hará gritar que el Rock no tiene la culpa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here